"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

lunes, 30 de enero de 2012

Mientras unos lloran otros celebran el cierre de Megaupload


Hay veces que aunque las cosas se vean venir, nos pillan a todos por sorpresa. Ese fue el caso, del cierre Megaupload. Dos años después de numerosas investigaciones las autoridades de Estados Unidos decidieron cerrar hace ya dos semanas el famoso portal de almacenamiento y descargas. Los directivos, acusados de crimen organizado, blanqueo de dinero, conspiración, fraude y violación de los derechos de propiedad intelectual, podrían ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.  Ya que todos estos delitos han causado más de 500 millones de dólares en pérdidas al transgredir los derechos de autor de las compañías. Y les han facilitado unos ingresos extras de  175 millones de dólares en publicidad y cuentas premium.  
Las reacciones no se hicieron esperar. Por un lado, la industria cultural y del entretenimiento enseguida se frotó las manos, ya que tras la detención de Kim Schmitz, fundador de Megaupload y de toda su banda, los cines de varios países vieron aumentar su recaudación. Pero, ¿acaso alguien se planteó en algún momento que ese aumento de público en las salas, se pudieses deber a que justo la detención se produjo en viernes, o lo que es lo mismo, en fin de semana; a que unos días más tarde se dieron a conocer los nominados a los Oscars o a que empezaba realmente el frío invierno? No entiendo como en vez de buscar y poner alternativas, la industria cinematográfica se quede de brazos cruzados esperando a que le resuelvan el problema. ¿Se cree acaso que con el cierre del megaupload ya se ha cortado el problema de raíz?; y por otro lado, me pregunto también, ¿por qué hay tantos autores y artistas que apoyan este tipo de portales y en cambio la industria para que la trabajan está tan en contra?, ¿no es también un tipo de publicidad para ellos?.   
Pero quizás, más numerosas fueron las voces que criticaron dicha acción, y abogan por la inocencia de megaupload, o por lo menos de su inocencia. Muchos internautas se han visto perjudicados y han perdido los documentos, que colgaron algún día con el objetivo de permaneciesen siempre perennes, y ahora no pueden acceder a ellos, ni recuperarlos. ¿Acaso alguien se paró a pensar en el daño que se hacía a los internautas que colgaban y se descargaban archivos lícitos?,¿por qué tienen que pagar los usuarios por el compartimiento ilícito en algunas ocasiones de los  portales de Internet?, ¿qué haremos a partir de ahora los domingos por la tarde o esos días en los que te quedas en casa, aburrido sin saber qué hacer?

miércoles, 25 de enero de 2012

Hambre versus despilfarro


Seguramente alguna vez hemos tirado a la basura algún alimento porque había perdido color, porque había caducado el día anterior, o simplemente porque no resultó que estuviese tan rico como pensábamos. 
Por desgracia, este gesto se hace más de la cuenta, dando lugar a un despilfarro cada año de casi el 50% de alimento comestible y sano en los hogares de la UE y supermercados. Lo que genera unos residuos alimentarios anuales de 89 millones de toneladas en los Estados miembros. O lo que es lo mismo, 179 kilos por habitante. Entonces, ¿Cómo es posible que 79 millones de ciudadanos vivan por debajo del umbral de la pobreza y 16 millones de personas dependan de organismos de beneficencia para alimentarse? ¿Por qué no se puede aprovechar lo que nos sobra, ya sea a nivel de consumidor o a nivel de productor o vendedor para suplir las carencias de otras personas que no tienen recursos para ello?. 
Por eso, el eurodiputado socialista Salvatore Caronna presentó un informe sobre el despilfarro de alimentos[1] que fue aprobado el pasado jueves por el Parlamento Europeo[2] para que tanto las autoridades nacionales como a nivel comunitario se involucren y tomen medidas para reducir el despilfarro casi a la mitad en 2025. Para ello, abogan por aumentar la sensibilización y la información a través de las escuelas y medios de comunicación; adaptar los envases a los diferentes tipos de familias y hogares; diferenciar las fechas de límite de venta y la de límite de consumo; así como la apuesta por descuentos para los consumidores en los supermercados de los productos próximos a caducar o el reparto gratuito de estos productos a centros de beneficencia.





sábado, 21 de enero de 2012

Ahora, les toca a los croatas mover ficha


El mes pasado recibimos la noticia de que la Unión Europea podría contar con un nuevo Estado miembro. Croacia. Lo que le convertiría, el próximo 1 de julio de 2013, en el 28° Estado miembro de la Unión Europea. Tras un proceso largo y difícil en el que se han producido numerosas negociaciones y reformas en el país croata. El Parlamento Europeo aprobó por fin en el pleno de diciembre la adhesión de Croacia a la Unión Europea. Ahora les toca el turno a los croatas, quienes están llamados mañana a las urnas para votar el tratado de adhesión.   
Tras conocerse los últimos sondeos de intención de voto[1], todo apunta a una mayoría para el "sí" del 56% frente al 33% del "no". Unos datos que se han visto modificados por el creciente euroescepticismo que reina en el país croata. Pero, ¿a qué se deben estos temores? ¿Qué les ha hecho cambiar de opinión en tan sólo un mes? Pues, principalmente, la delicada etapa que está atravesando la Eurozona. Sumado, a la posible pérdida de soberanía, la subida de los precios o la avalancha de trabajadores extranjeros. 
Pese a ello, hay un gran porcentaje de croatas como son los grandes partidos políticos, la Iglesia o los veteranos de la guerra que califican como un “progreso” este hecho, y están convencidos además de la gran oportunidad que la Unión Europea les brinda, al dejarles participar en este proyecto económico y político que crece cada día. 
Pero no sólo es beneficioso para Croacia, sino también para la Unión Europea, ya que el país croata, podría convertirse en la pieza clave para que el resto de los países de los Balcanes se animen y se sumen a la iniciativa de adherirse a la Unión Europea.  



[1]  Datos facilitados el pasado 18 de enero a Efe por el Ministerio de Exteriores

miércoles, 18 de enero de 2012

Hungría, el hijo rebelde de la Unión Europea


En medio de una crisis económica en la que ni la Unión Europea, ni la moneda única, atraviesan su mejor momento. La Unión Europea se enfrenta a un nuevo desafío: encaminar por el buen camino a Hungría, tras su descarrilamiento con la reforma constitucional que llevó a cabo a finales del pasado año. De momento, la Comisión Europea ha abierto el procedimiento sancionador contra el país húngaro por tres medidas adoptadas durante la reforma que confrontan con el derecho comunitario y la defensa de la democracia y de la libertad. Como son la reducción de 70 a 62 años de la edad legal de jubilación para la judicatura; la falta de independencia del Banco Central húngaro y la ley sobre la Agencia Estatal de Protección de Datos.
A partir de ahora, Hungría tiene un mes para rectificar sus leyes. De no ser así, Bruselas continuaría con la segunda fase del procedimiento, llevando a Hungría ante el Tribunal de Justicia Europeo. Además, el Parlamento Europeo podría llegar aplicar el artículo 7 del Tratado de la UE[1], a través del cual, se privaría a Hungría del derecho al voto en los consejos de la Unión.
Sin embargo, el problema está en que no sabemos si Hungría hará los deberes y rectificará sus leyes por convicciones propias, o por el contrario lo hará movida por intereses económicos. Puesto que, además de la multa que le puede poner el Tribunal de Luxemburgo; la Comisión, por el momento, le ha bloqueado una ayuda financiera de entre 15.000 y 20.000 millones de euros para que luche contra el déficit y el endeudamiento que  azota al país.