"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

lunes, 16 de enero de 2012

El viejo dicho “nos van a cobrar hasta por respirar” podría hacerse realidad


Una cosa está clara, y es que en tiempos de crisis se agudiza el ingenio hasta límites insospechados. Cualquier tijeretazo es bueno con tal de recaudar dinero hasta debajo de las piedras y eso es lo que está pasando en Cataluña. La primera medida a llevar a cabo por la Generalitat será la del cobro de un euro por receta médica. Sin embargo, la propuesta fue tan criticada que el Gobierno catalán tuvo que matizar algunos aspectos, como que ésta se cobraría dependiendo de la situación económica del usuario. Pero, ¿y qué pasa con los enfermos crónicos?, ¿Realmente debería depender de los ingresos de los ciudadanos o por el contrario de si se trata de enfermos ocasionales o crónicos?, ¿acaso tener buena salud es algo que depende de nosotros y que podemos elegir?
Otra de las medidas a implantar, será la creación de una tasa turística para captar de uno a tres euros por pernoctación dependiendo del tipo y categoría del establecimiento.
Hasta aquí más o menos podemos decir que son medidas normales, ante las cuales podemos estar más o menos de acuerdo. Pero coherentes, en definitiva. El problema radica en las otras acciones que podrían llevarse a cabo[1]. Como por ejemplo, el hecho de cobrar una tasa por expiración e inspiración de oxígeno público; la penalización de hasta 300 euros de multa por ventosear más de tres veces al día; o la creación de una tasa por desgaste de acera. Y mi pregunta es, ¿cómo va a ser posible pagar por un proceso fisiológico indispensable y tan vital, como es el de respirar?, de hecho, ¿cómo se puede contabilizar este acto?, ¿Acaso llegará un día en el que nos cobren simplemente por el mero hecho de existir?.
Desde luego, esperemos que todo esto se quede en algo meramente anecdótico y que nunca se lleven a cabo estas medidas.



[1] La Gaceta de los Negocios. Edición Madrid. Artículo de Nacho Rada, 7 de enero de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario