"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

lunes, 30 de enero de 2012

Mientras unos lloran otros celebran el cierre de Megaupload


Hay veces que aunque las cosas se vean venir, nos pillan a todos por sorpresa. Ese fue el caso, del cierre Megaupload. Dos años después de numerosas investigaciones las autoridades de Estados Unidos decidieron cerrar hace ya dos semanas el famoso portal de almacenamiento y descargas. Los directivos, acusados de crimen organizado, blanqueo de dinero, conspiración, fraude y violación de los derechos de propiedad intelectual, podrían ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.  Ya que todos estos delitos han causado más de 500 millones de dólares en pérdidas al transgredir los derechos de autor de las compañías. Y les han facilitado unos ingresos extras de  175 millones de dólares en publicidad y cuentas premium.  
Las reacciones no se hicieron esperar. Por un lado, la industria cultural y del entretenimiento enseguida se frotó las manos, ya que tras la detención de Kim Schmitz, fundador de Megaupload y de toda su banda, los cines de varios países vieron aumentar su recaudación. Pero, ¿acaso alguien se planteó en algún momento que ese aumento de público en las salas, se pudieses deber a que justo la detención se produjo en viernes, o lo que es lo mismo, en fin de semana; a que unos días más tarde se dieron a conocer los nominados a los Oscars o a que empezaba realmente el frío invierno? No entiendo como en vez de buscar y poner alternativas, la industria cinematográfica se quede de brazos cruzados esperando a que le resuelvan el problema. ¿Se cree acaso que con el cierre del megaupload ya se ha cortado el problema de raíz?; y por otro lado, me pregunto también, ¿por qué hay tantos autores y artistas que apoyan este tipo de portales y en cambio la industria para que la trabajan está tan en contra?, ¿no es también un tipo de publicidad para ellos?.   
Pero quizás, más numerosas fueron las voces que criticaron dicha acción, y abogan por la inocencia de megaupload, o por lo menos de su inocencia. Muchos internautas se han visto perjudicados y han perdido los documentos, que colgaron algún día con el objetivo de permaneciesen siempre perennes, y ahora no pueden acceder a ellos, ni recuperarlos. ¿Acaso alguien se paró a pensar en el daño que se hacía a los internautas que colgaban y se descargaban archivos lícitos?,¿por qué tienen que pagar los usuarios por el compartimiento ilícito en algunas ocasiones de los  portales de Internet?, ¿qué haremos a partir de ahora los domingos por la tarde o esos días en los que te quedas en casa, aburrido sin saber qué hacer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario