"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

lunes, 5 de marzo de 2012

La Unión Europea, esa gran desconocida


Si nos parasemos a pensar un momento, ¿qué es la Unión Europea y cuáles son sus grandes logros o sus próximos retos futuros? Seguramente, a mucha gente sólo se le vendría a la cabeza  el euro, porque lo usa diariamente; la Política Agrícola Común más conocida como PAC, porque tiene antepasados que se ha dedicado al campo o los fondos FEDER, porque cada vez que viaja ve un cartelito que pone “cofinanciado con fondos FEDER”. 
 Pero la Unión Europea es mucho más que eso. Desde su gestación en mayo de 1950 numerosos han sido los logros y los ámbitos de actuación abarcados por esta institución. De los 6 Estados miembros fundadores, la Unión Europea cuenta en la actualidad con 27 países y a la espera de la entrada del vigésimo octavo Estado miembro en julio 2013, Croacia. Por el camino se han adherido antiguos países comunistas como Bulgaria, República Checa, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia; tres países Bálticos como Estonia, Letonia y Lituania, o una república de la antigua Yugoslavia, Eslovenia, entre otros. Estas adhesiones, además de ser importantes por su situación geográfica, han permitido la estabilización en el continente europeo y que otros países se hayan animado a formar parte también de este proyecto. Pero, ¿cuándo va a dejar de crecer la Unión Europea?, ¿cuáles serán las fronteras físicas y políticas de la Unión en un futuro?, ¿Acaso es buena la existencia de tanta diversidad cultural, política y social a la hora de tomar decisiones?. 
Otro de los grandes hitos de la Unión Europea es la creación del mercado común. Lo que supuso la libre circulación de bienes, servicios, personas y capitales. O lo que es lo mismo, la supresión de las barreras físicas y técnicas a la libre circulación. En relación a la libre circulación de personas a parte de permitir que cualquier ciudadano de un Estado miembro pueda trabajar y residir en todo el ámbito de la Unión Europea; que pueda desempeñar su profesión independientemente de que su título universitario lo hubiese obtenido en otro país o que pueda participar en programas educativos o de formación como el programa Erasmus o el programa Leonardo da Vinci; ha permitido conocer otras realidades, culturas o tradiciones. Creando un patrimonio rico en valores, que en algunos casos ha desembocado en  un sentimiento de identidad común. Recogido en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea[1]. Claro está, siempre preservando y respetando la diversidad cultural y lingüística de cada país.  
El sistema monetario europeo y por consiguiente la creación de la moneda única común, el euro, ha sido otro de los grandes logros de la Unión. Además de permitir las transacciones financieras, competir frente al dólar o la eliminación progresiva de las barreras al comercio y la libre competencia entre los Estados miembros. Ha convertido a la Unión Europea en uno de los principales actores del mercado mundial.  
Con la Estrategia de Lisboa[2] se dio un paso más y se desarrollaron nuevas formas para  competir a escala mundial,   a través de la llegada de internet y las nuevas tecnologías. En este sentido, podemos destacar el primer sistema de navegación por satélite liderado por la UE, como es el satélite Galileo.  
Como hemos visto, la Unión Europea es una gran potencia a nivel económico, comercial y monetario. De hecho, numerosas son las ventajas de pertenecer a la Unión Europea, pero aún queda mucho camino por recorrer en el ámbito político y diplomático. Para ello, es necesaria la cooperación y la coordinación entre los Estados miembros.  Pero la ampliación, también tiene su lado negativo, y es que cuanta más diversidad e heterogeneidad exista mayores y más difíciles serán los problemas a resolver. Sumado, al grave problema de la crisis de identidad y lo alejados que se sienten algunos ciudadanos en relación con la Unión Europea. Algo que se podría arreglar con la simplificación de los tratados existentes y con una mayor transparencia en el sistema de adopción de decisiones, con el fin de que la Unión Europea sea más accesible para los ciudadanos y les permita involucrarse en este proyecto común de presente y futuro.







[1] Niza, diciembre de 2000
[2] Aprobada por el Consejo Europeo en Lisboa los días 23 y 24  de marzo de 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario