"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

jueves, 7 de junio de 2012

Primera semana, ¡¡superada!!


Dicen que cuando uno está a gusto y es feliz se pasa el tiempo volando y eso es lo que me debe estar pasando a mí, porque ya llevo una semana aquí y parece que fue ayer cuando me despedía de mi familia y amigos para venir a Oldenburg. Muchas son las novedades por el momento. Por eso, en primer lugar me estoy fijando en las costumbres y la cultura del país que me va acoger durante los próximos 12 meses, Alemania. Qué son esas cosas que tanto nos diferencian a unos países de otros y sobre todo como perteneciendo a un mismo continente como es Europa, y formar parte asimismo de una institución como es la Unión Europea, puede haber tantas diferencias.
Al principio me chocaba que las bicis tuviesen un papel tan relevante en la sociedad, no sólo a través de su presencia en las calles, sino también como pueden ser consideradas como un coche en algunas ocasiones y en otras como un viandante.  De todas formas, yo no sé si es porque los alemanes son muy altos o qué, pero desde luego son bicis para gigantes, yo casi tengo que saltar para montarme en ella, ¿acaso no existen los alemanes bajitos?.
Otras de las cosas que me ha llamado mucho la atención es lo barato que puede resultar hacer la compra. ¿Cómo es posible que puedas comprar más de la mitad de los productos de primera necesidad por menos de un euro, e incluso a veces por menos de 50 céntimos?, ¿acaso aquí no existen intermediarios y los productos llegan directos del campo?. Sin embargo, tengo que decir que tampoco existe tanta variedad de marcas como podemos encontrar en España, aquí la mayoría son marcas blancas frente a otra marca que compite.
Por otro lado, sigo teniendo problemas a la hora de encontrar los alimentos sin azúcar, y cuando me refiero a este tipo de productos estoy hablando de todos aquellos alimentos que no contienen ingredientes como la fructosa, la sacarosa o glucosa, que al fin y al cabo se trata de azúcar en sus diversas variantes.  ¿Qué pasa, que en el resto del mundo no existen diabéticos?, o ¿es que tienen otro tipo de tratamiento?.
Otra idea que aplaudo es la del reciclaje. En muchos supermercados hay máquinas en donde puedes depositar las botellas de plástico y las de vidrio y te devuelven ese porcentaje de más que desembolsaste cuando fuiste a comprarlas. Una buena iniciativa para incentivar el reciclaje y un buen gesto para cuidar el medio ambiente.

1 comentario: