"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

domingo, 16 de diciembre de 2012

Navidad, dulce navidad




¡Ya huele a Navidad! Se percibe en las calles, en la gente, en el tiempo, en los supermercados. Aunque la navidad cada vez aterriza más temprano en los hogares de todo el mundo, debido al bombardeo de anuncios en los medios de comunicación, a que las estanterías de los supermercados están llenas de surtidos típicos navideños, a las innumerables cenas de empresa y amigos o a que las calles están adornadas por luces de colores y motivos navideños. Pero, sin duda para mí, la Navidad comienza cuando la nieve hace gala de presencia. ¡Qué estampa más bonita la de disfrutar de la ciudad o visitar los mercadillos típicos navideños cubiertos de blanco!

Este año, estas fechas han empezado de manera diferente, ya que me encuentro en Alemania, y por consiguiente empapándome de la cultura alemana también en estas fechas, antes de despegar rumbo a España.  Desde finales de noviembre muchos son los mercadillos navideños que conquistan las ciudades alemanas para el disfrute de sus ciudadanos y visitantes. ¡A cada cual más bonito! Con sus casetas de madera, sus luces de colores, ambientados como el de Bremen en época de piratas. Carruseles para los más pequeños, multitud de puestos con ideas originales para regalar, puestos de comida con los productos típicos como son los champiñones en salsa, las salchichas o las “Kartoffelpuffer mit Apfelmus”. Y después de comer, para entrar en calor nada mejor que unas castañas asadas o beberse una tacita de vino caliente con canela “Glühwein”. ¡Qué bien sienta con el gélido frío!

El 1 de diciembre se comienza con la tradición de los calendarios de adviento, ya sean de chocolate o los fabricados a mano con pequeñas sorpresas en el interior de sus bolsillos. Estos se consumen hasta el día 24 de diciembre o lo que es lo mismo, el día de Navidad.

Antes de que llegué este día, el 6 de diciembre es otra de las fechas estrella: “Sankt Nikolaus”. Los más pequeños y también los mayores reciben un pequeños detalle, por lo general chocolatinas y dulces que “Sankt Nikolaus” ya fuese en la chimenea o en los zapatos depositó la noche anterior.  

Para que el 24 de diciembre este todo listo para que el Weihnachtsmann deposite los  regalos en los hogares. En muchas ciudades alemanas, por ejemplo en Oldenburg, el pasado 8 de diciembre, las tiendas permanecieron abiertas hasta las 12 de la noche. Consumismo que no falte en estas épocas tan señaladas. Aunque también son fechas en las que se dan sentimientos tan antagónicos como la felicidad y la melancolía. Por una parte, las navidades son fechas para estar con la familia y amigos, de comida en comida, de encuentros, pero también son fechas tristes y melancólicas debido a la pérdida de algún ser querido.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario