"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

miércoles, 20 de marzo de 2013

La primavera según el calendario persa, Nouruz


Oficialmente hoy empezó la primavera. Una de las épocas del año preferidas por muchos, ya que en esta estación comienzan a florecer las plantas, aparecen las primeras hojas en los árboles, se prepara la tierra y se siembran la mayoría de los cultivos para aprovechar la llegada de las lluvias de abril, empieza el calor, la sangre se altera, los días se alargan y las noches se acortan. En definitiva, toda una mezcla de colorido y frescura en el ambiente. 
Por eso, en muchos países existen rituales y tradiciones populares para darla la bienvenida. Afortunadamente ayer participé en una de estas celebraciones. El Novruz[1]. Esta palabra significa "nuevo día" en persa moderno y señala el inicio del año nuevo y de la primavera en el calendario persa. Una tradición que se festeja en muchos países como Azerbaiyán, la India, Irán, Kirguistán, Pakistán, Turquía o Uzbekistán. 
Aunque actualmente resido en Alemania, muchos son los inmigrantes procedentes de estos países que viven aquí y acuden a la asociación en la que trabajo en busca de ayuda política, social o lingüística. Pese a los miles de kilómetros que a muchos de ellos les separan de sus países, familiares y amigos, ayer quisimos celebrar con ellos esta tradición.
Una celebración en la que los ritos no faltaron. Bailes alrededor de la hoguera, quemando la mala suerte del año que termina y dando bienvenida a lo nuevo, a la primavera. La música árabe y kurda que animaba a hombres y mujeres, niños y ancianos a bailar al son de la música;  la comida y los dulces típicos para coger energía; la decoración de la sala con flores y velas, simbolizando la luz, el colorido, la frescura de esta estación. Pero quizás lo que más me llamó la atención fue una especie de altar, en el que estaban colocados siete objetos o frutos, cuyos nombres en persa empiezan por “s”.  Sabzé o  brotes de lentejas o de trigo, símbolo del renacimiento;  Samanu o budín hecho de trigo, que encarna de la nueva vida; Serkeh o vinagre, que representa la edad y la paciencia; Sib o   manzana, como símbolo del amor y de la Belleza; Sir o ajo, representado la salud; Somagh o  una especie de polvillo agridulce de color granate, que simboliza el amanecer y la renovación y el Senyed o  una fruta tipo  la frambuesa que personifica el amor. Además de estos elementos muchas veces se colocan otros símbolos como Sonbol o un Jacinto, flor que simboliza la llegada de la primavera; Sekeh o monedas representando la prosperidad y la riqueza; Ainé o un espejo, que ayuda a reflexionar sobre la Vida; Tojmemorg Rangi o huevos pintados símbolo de la Fertilidad, entre otros elementos[2]. Todo ello para dar la bienvenida a la primavera, en estos gélidos días.  



[1] Inscrito en 2009 sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
[2] http://www.centropersepolis.com/sobre-iran/fiestas/




No hay comentarios:

Publicar un comentario