"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

martes, 10 de septiembre de 2013

¿Madrid 2024 a la cuarta será la vencida?


Muchas esperanzas e ilusiones se habían depositado para que Madrid consiguiese los Juegos Olímpicos en 2020. La capital española lleva años trabajando para conseguirlo. Sin embargo, la suerte no estuvo de su lado el pasado sábado y lo que es peor, cayó en la primera ronda. Sus rivales Estambul y Tokio. En principio, rivales que no parecían fuertes, pero que sin embargo nos jugaron una mala jugada en el último momento. Quizás ese fue el problema, el exceso de confianza en que los Juegos Olímpicos eran nuestros antes de adjudicarse. Esa derrota inesperada sentó a muchos como un jarro de agua fría. El sueño olímpico se esfumaba y con el casi 17 millones de euros que los patrocinadores habían invertido en la marca Madrid 2020 y el 80% de las infraestructuras construidas.
Como dice el refrán, de los errores se aprende, por eso ahora toca resignarse y reflexionar sobre los motivos del fracaso. Muchos son los interrogantes que se nos  plantean ¿si el conflicto abierto con Gibraltar nos ha perjudicado?, ¿si la crisis económica que atraviesa nuestro país ha sido un obstáculo?, ¿si Madrid 2020 era más un despilfarro que una inversión?, ¿si el problema con el dopaje sigue estando sin resolver?, ¿si el proyecto era demasiado austero para un evento deportivo tan ostentoso y despampanante como son unos Juegos Olímpicos?  o quizás, ¿el problema era interno?, y es que la candidatura Madrid 2020 no estaba apoyada por todos los ciudadanos y muchos la veían como una cortina de humo ante los verdaderos problemas que salpican a nuestros país, de ahí la falta de convicción y de profesionalidad en algunos de los discursos.
Si Madrid presenta por cuarta vez consecutiva su candidatura para optar a los Juegos Olímpicos de 2024 sigue siendo una incógnita, pero una cosa esta clara, y es que el deporte es como la vida misma, una competición constante en el que hay que trabajar duro, y en la que algún día ese esfuerzo y ese sacrifico se verán recompensados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario