"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

domingo, 27 de octubre de 2013

La fiesta del Cine desborda las salas

La quinta edición de la Fiesta del Cine ha sido todo un éxito. Durante los tres primeros días de esta semana, grandes colas en los alrededores, gente de todas las edades y las salas desbordadas han sido el paisaje predominante en las 272 salas de cine de toda España, o lo que es lo mismo el 90% de los cines españoles han participado en esta iniciativa[1]. Una acción, impulsada por productoras, exhibidores y distribuidores junto con el apoyo del Instituto de Cine y de las Artes Audiovisuales y con el patrocinio de Coca-Cola, El Corte Inglés, Ford, Canal +, JCDecaux y entradas.com[2], y que ha sido muy bien acogida por los amantes del cine, ya que este año hemos pasado de los 760.000 espectadores del año pasado a más de un millón y medio de asistentes en esta edición[3].
Esta fiesta ha permitido que por un precio simbólico de 2,90 euros un espectador pudiese ver hasta tres películas por el precio de una entrada en cualquier época del año, ya que el precio habitual del cine oscila entre los 8 y los 11 euros por sesión.
Con estos datos, yo me pregunto: ¿se ha conseguido el efecto llamada que se pretendía?, es decir, ¿si el cine costase siempre 2,90 euros se llenarían las salas como ha ocurrido durante estos días, o se ha debido a un hecho puntual y unido a la palabra “oferta”, “rebaja” que tanto nos atrae?. ¿Siguen siendo el precio y la piratería los principales problemas y amenazas que tiene el séptimo arte?. Asimismo, ¿han influido otros factores externos como el tiempo otoñal y lluvioso de algunas ciudades?. O por ejemplo, ¿es caro el cine en comparación con otros artículos culturales como acudir a un concierto o ir al teatro? o ¿es que el cine no nos gusta realmente tanto como decimos y preferimos ser consumidores de otro tipo de ocio?.
Muchos interrogantes sin resolver, pero que sin embargo la industria del séptimo arte deberá resolver con el fin de acabar con la crisis que acecha al cine desde hace algunos años.


[1] http://goo.gl/8I8hwb
[2] http://goo.gl/ztF2aO
[3] http://goo.gl/41FRgn

lunes, 21 de octubre de 2013

Efecto SVE 2013

100, fuimos los voluntarios seleccionados para participar en el “Evento anual SVE 2013” que se ha celebrado del 18 al 20 de octubre en Santander. Durante dos días hemos estado muy presentes en la vida de la ciudad cántabra compartiendo, analizando y evaluando nuestra experiencia en el extranjero, hemos dado a conocer este programa gracias a diferentes actividades, además de descubrir las oportunidades de movilidad, empleo, voluntariado y aprendizaje que tenemos los jóvenes europeos.
Muchos han sido los interrogantes planteados y que me han surgido durante estos días. Ser voluntario europeo significa ¿dar y/o recibir?;  ¿es un comienzo para dar un paso más allá?; ¿de qué manera cambia tu vida tras esta experiencia?; ¿qué lo diferencia de otros voluntariados o incluso de otras estancias en el extranjero?; además del crecimiento personal, ¿sirve para crecer a nivel profesional?; una vez de vuelta, ¿ahora que?, ¿cuál es mi futuro?.
Muchas han sido las historias narradas y compartidas, historias desarrolladas en diferentes países, entornos, vividas en diversos espacios de tiempo, en diferentes momentos personales, pero que sin duda todas tienen un sentimiento común y es que a pesar de las diferencias todas han conseguido crear el mismo efecto, un cambio, una reacción.
En definitiva, para todos nosotros el voluntariado ha marcado un antes y un después en nuestras vidas. Y pese a los choques culturales, y en algunos casos a los problemas vividos, todos tenemos una sensación muy positiva de este programa. Quizás ahora con la cabeza fría y después de unos meses en nuestro país y analizando la situación desde otros ángulos, muchos hemos olvidado los momentos malos y sólo queremos quedarnos con el lado positivo de la experiencia.