"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

lunes, 23 de febrero de 2015

La economía colaborativa está en boga

Hace casi un año, en abril de 2014, escribía aquí un post sobre  la plataforma online “Bla Bla Car”, en el que me preguntaba si esta plataforma era un nuevo modelo de negocio o más bien consumo colaborativo. De cómo la crisis estaba provocando un cambio en los hábitos de vida. Sin embargo, ahora quiero ir más allá, ya que creo que se debe a algo más. Como por ejemplo, al impacto de las nuevas tecnologías en nuestra sociedad, a las nuevas formas de relacionarse y vivir en sociedad. Están surgiendo nuevas ideas que fusionan lo tradicional con lo moderno. Nuevos modelos de negocio que están reinventando el comercio tradicional. Que surgen como complemento de lo cotidiano, o por lo menos eso dicen. Que contratas por internet o por las redes sociales. Por ejemplo, esto lo vemos en campos como el de la hostelería o el turismo.
Estoy hablando de términos como “Uber”,AirBnb” o “coworking.  Palabras que últimamente, no hago más que escuchar. De hecho, parece que si no usas alguno de estos servicios no estás en la onda. La gente busca alternativas a los medios tradicionales, prefiere alojarse en una casa privada que en un hotel, coger un coche particular que un taxi, compartir un espacio de trabajo con otros trabajadores independientes que trabajar aislados.
Y es que la economía colaborativa está proliferando como setas, extendiéndose a otros sectores como el “parksharing”, compartir plazas de aparcamiento o el “biki sharing” compartir bicicleta.
Pero, ¿cuáles son los motivos de esta expansión?, ¿sólo se debe a motivos económicos o es que la gente busca otro tipo de prestaciones, como horarios flexibles y personalizados, comodidad, sentirse como en casa, conocer gente o vivir experiencias nuevas?. ¿Qué pesa más el ahorro o la seguridad?, ¿estos servicios están dirigidos especialmente a la gente joven o por el contrario hay usuarios de otras franjas de edad?. Acaso, ¿estamos asistiendo ante una verdadera revolución de la sociedad y su forma de relacionarse?. Realmente, ¿si estos nuevos modelos de negocio o de economía colaborativa se regularizasen dejarían de ser tan demandados como hasta ahora?. ¿Por qué estos servicios tienen tantos defensores como detractores?.




lunes, 2 de febrero de 2015

Ghent Licht Festival

Como viene siendo habitual cada tres años tiene lugar en Gante el “Festival de la Luz”, en el que durante 4 días, este año del 29 de enero al 1 de febrero, las calles del centro histórico y el barrio de las artes se trasforman en un espectáculo de luces y sonidos desde las 6 de la tarde hasta la medianoche.
Actuaciones, esculturas luminosas y proyecciones de diferentes artistas lumínicos contemporáneos tanto nacionales como internacionales que se pueden contemplar a lo largo de nada más y nada menos que 5 kilómetros. Un auténtico espectáculo luminoso a través de los lugares y monumentos históricos más importantes, así como de los rincones más selectos y escondidos de la ciudad. Desde luego, una forma diferente de conocer la cara más festiva y luminosa de esta hermosa ciudad belga.
Pero no sólo los artistas de gran renombre tienen su hueco en el festival también los estudiantes de las escuelas de arte y universitarios exponen sus experimentos luminosos. De hecho, la Universidad de Gante propone un recorrido interactivo en las instalaciones de la Universidad UFO.Es impresionante ver como un reguero de gente recorre impaciente cada esquina de la ciudad esperando saber cuál será el siguiente espectáculo. Estas son algunas de las representaciones de esta edición.

Globoscope” formado por numerosas esferas luminosas que se encendían y apagaban al son de la música en un parque al lado del ayuntamiento.  


                          
Nowhere”, un letrero que se apagaba y encendía con diferentes sílabas para formar palabras diferentes.

Mysticère”, un espectáculo de luces a la orilla del canal, en el que una ballena aflora del agua para ponerse a bailar. 

Echtzeitlicht”, un jardín imaginario creado con proyectores y agua  que se plasmaba en las blancas fachadas de unos edificios en el centro de la ciudad.

                

The sound of light”, compuesto por música, color y niños.

                 

Ombrascope”, con sólo unos alambres, música y una linterna, los espectadores proyectaban diferentes personajes míticos del cine como Woody Allen, Marilyn Monroe o los pájaros de Alfred Hitchcock con sólo mover una linterna.














                                          “Horizontal interference” líneas multicolores formadas con luces de neón de una pared a otra, que parecían sumergirte en una película de la Guerra de las Galaxias. 

                 
La nuit des animaux”, imágenes animadas de un pez gigante que surge a través de los cristales de unos escaparates.

                 

Y así hasta 42 proyecciones. Un recorrido fascinante, luminoso y colorido de la ciudad belga, que merece la pena visitar. De hecho, Gante ya ha sido reconocida en 2004 a nivel internacional por su plan de alumbrado, con el galardón "City People Light Award".