"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

viernes, 12 de junio de 2015

España y la Unión Europea celebran los 30 años de la firma del Tratado de Adhesión


Un día como hoy, hace 30 años, la vida de todos los españoles cambiaba por completo, y es que el 12 de junio de 1985 España firmaba el Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea,  lo que actualmente se conoce como Unión Europea. Aunque su entrada oficial en Europa no sería hasta el 1 de enero de 1986. Este paso ha supuesto cambios significativos en el estado de bienestar que teníamos, y durante 3 décadas estos cambios se han ido consolidando y reafirmando. La integración no ha sido fácil, ha supuesto sacrificios pero también ha sido beneficiosa en diversos aspectos.
Se consolidó y se estabilizó la democracia,  se liberalizaron y ampliaron los mercados. Debido a la libre competencia, se regularizaron algunos sectores como el de la agricultura. Se eliminaron los controles transfronterizos entre los países de la Unión Europea, lo que permitió viajar libremente. Vivir y trabajar en el extranjero es ahora más fácil. Se europeizaron algunos asuntos de justicia e interior. Se fortaleció la política exterior y de seguridad. La recepción de fondos estructurales y de cohesión nos han permitido crecer económicamente e igualarnos en algunos aspectos con el resto de Estados miembro. Se implantó una moneda única europea. De hecho, cada día se apuesta más por hacer más democráticas y más transparentes las Instituciones Europeas, otorgando a sus ciudadanos un papel más participativo.
Hoy, 30 años después son muchas las preguntas que me planteo ¿qué hubiese pasado si España no hubiese entrado en la Unión Europea?, ¿cómo habría sido mi vida?. Realmente, ¿habría llegado a estudiar en el extranjero gracias a una beca Erasmus?. Incluso me pregunto si algún día habría llegado a trabajar en otro país de Europa que no fuese España. Si hubiese podido viajar tanto, sin tener que preocuparme del pasaporte, el cambio de divisas, la cultura o el idioma que me iba a encontrar allí. O si me hubiese interesado tanto por lo que pasa en otros países europeos a nivel político, cultural, social o económico.
Haciendo balance solo puedo decir que como casi todo, la entrada de España en la Unión Europea ha tenido sus pros y sus contras. Pero a mí no me cabe duda de que este hecho ha provocado cambios que no han dejado a nadie indiferente, ya que han dado paso a la modernización política, económica y social de España. Por eso, hoy los españoles tenemos algo que celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario