"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

jueves, 1 de marzo de 2012

Y una de tapeo, ¡marchando!



La verdad es que una de las ventajas de vivir en una gran ciudad como Madrid, aparte de ser la capital de España es que puedes hacer de todo, ir de compras los 365 días del año, ir a cualquier tipo de espectáculo cualquier día de la semana, ir de cañas y cenar por un módico precio… En definitiva, un sinfín de alternativas para no quedarte en casa.
En este artículo, en concreto, me quiero centrar en el tapeo madrileño. O mejor dicho en el cañeo y su correspondiente tapita  o “tapaza”, en algunos casos.  Así que pondré algunos ejemplos de los lugares que me han acompañado en estos 6 meses por Madrid. Para empezar, da igual que sea lunes, martes o jueves que los bares están repletos de gente, sobre todo en esos en los que por un euro y medio te tomas una cervecita acompañada de una buena tapa. Diversas y suculentas son las fórmulas para atraer a los clientes desde 2x1, happy hours hasta cubos de cerveza por la mitad de precio.
Los lunes yo recomendaría ir por la zona de la plaza mayor, en concreto, al establecimiento “Tragatapas”, en el que por sólo 6 euros puedes degustar una rosca de calamares y 5 botellines de cerveza. O si lo prefieres puedes ir otro día de lunes a jueves, en los que te ofrecerán tapas de jamón, patatas bravas, o boquerones fritos. Muy del estilo es la cervecería “La Sureña” con tapas variadas de pescaditos o embutidos. Aunque el mejor día para acudir son los jueves en los que hay dos por uno en raciones.
Si lo que quieres es comer comida internacional, lo mejor es acudir los martes a cualquier establecimiento “Istanbul döner kebap” donde por sólo 2,49 euros podrás degustar un menú kebap o un menú dürüm.
En cuanto a cantidad-precio el “100 montaditos” es el establecimiento adecuado. Los miércoles tienen una promoción en la que todos los productos cuestan un euro o sino también puedes ir cualquier día de la semana y disfrutar la promoción jarramanía, en la que comprando cualquier montadito o tapa, las jarras de medio litro te saldrán sólo a un euro.
Otro bar – restaurante que está muy bien en cuanto a tapeo se refiere es “El Sierra” en la zona de San Bernardo, por tan sólo los dos euros de la caña doble puedes degustar patatas bravas, alitas de pollo, sándwiches, bocadillos de lomo y un sinfín de tapas, hasta llegar al ansiado pincho de tortilla.
Muy parecido a este bar,  nos encontramos con el “Petisqueira en la zona de Tribunal, donde la caña te sale a 1,75 euros. Un lugar, en el que según entras sabes que vas a salir cenado, y si te descuidas hasta con ardor de estómago, ya que las tapas son de lo más abundantes.  Desde croquetas, empanadillas, pasando por el plato estrella de la mayoría de los bares, los huevos rotos  o las patatas con cualquier condimento, o en todas sus variantes, hasta los sándwiches.
Si lo que te gustan son las patatas fritas con diferentes salsas, el lugar ideal es el “Patatus” (Fuencarral).  O si prefieres comer embutido o carne acompañada de patatas, “El Tigre” (Hortaleza) es una buena opción. “El Boñar de León” o “La Blanca Paloma” también son otros dos bares típicos de tapeo, en donde la cerveza es un poco más cara en relación con los anteriores, pero que sin embargo, las raciones son realmente abundantes. 
Alejándonos un poquito del centro, hay que destacar una zona de tapeo que también está muy bien. Es la calle Ponzano, desde García Paredes hasta Ríos Rosas, aunque aquí el tapeo es menos consistente, ya que se suele tratar de un platito de patatas fritas de bolsa, un trozo pan con una rodajita de embutido o un cuenquito con encurtidos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario