"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

"Muchacha en la ventana" de Salvador Dalí

viernes, 17 de octubre de 2014

La comunicación pública de Europa y para Europa a examen

Que Europa no está pasando por su mejor momento, es algo más que evidente. Pero, ¿por qué los ciudadanos cada vez están más desconectados de Europa?, ¿por qué es más frecuente ver noticias negativas sobre Europa que positivas?, ¿por qué parece que cuando hablamos de Europa sólo hablamos de política y economía, cuando realmente Europa abarca más valores e ideas?. Realmente, ¿existe la llamada “burbuja europea”?, ¿es un problema de comunicación o en el fondo se quiere desviar la atención de los verdaderos problemas?
Estas y otras muchas cuestiones han sido planteadas durante dos días en la quinta edición de EuroPCom, la Conferencia Europea de Comunicación Pública, celebrada en Bruselas.
Dos intensas jornadas en las que responsables de comunicación y expertos de alto nivel en el ámbito local, regional, nacional y europeo han transmitido a través de conferencias, debates y talleres interactivos los principales retos de la UE y de su comunicación pública.
Parece que la crisis y las elecciones europeas han marcado un antes y un después en la vida de Europa. Que los ideales de los padres fundadores de este proyecto común están lejos de alcanzarse y que ha llegado el momento de replantearse la Unión Europea en este pozo sin fondo en el que está sumida.  Digo parece, porque en mi opinión es un problema que viene de antes. Pero bueno, más vale tarde que nunca como se suele decir.
Es necesario que Europa se dé cuenta de que sin escuchar a sus ciudadanos se está alejando de ellos más que acercándose. Es necesaria una mayor interacción con y entre sus miembros. Es necesario que el mensaje europeo llegue a los ciudadanos de forma cercana, clara y transparente. Que se transmitan otros valores, que se hable tanto de lo negativo como de lo positivo. Que se divulgue su importancia y el impacto que tiene en la vida diaria de los ciudadanos. Para ello es necesario europeizar lo local, lo regional, no ver la Unión Europea como algo lejano y específico, sino como una cuestión integrada en cualquier ámbito de nuestro día a día.
Es necesaria una mejor y mayor coordinación y cooperación entre las instituciones de la UE. Que sepamos discernir quién es el verdadero protagonista de esta historia. Si son las Instituciones o los ciudadanos. 
En definitiva, hay que reconectar a los ciudadanos con Europa y no Europa con los ciudadanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario